Con respecto a mi entrenadora, Blanca, decir que es un auténtico lujo entrenar con ella. Es increíble lo que ha conseguido conmigo en algo menos de 1 año. Agradezco mucho su entrega, estar pendiente siempre de mí, esté en una sesión ó simplemente, entrenando yo sola, su preocupación para que no nos lesionemos. Y sobre todo, agradezco que confíe más en mí que yo misma. Estoy muy contenta de que sea mi entrenadora.