Encontré T-Center buscando asesoramiento personalizado para entrenar tras una convalecencia y me contactó Daniel Romero, uno de sus entrenadores. Encantadísima con él por el trato, es ameno, cercano, hace las sesiones divertidas y las transforma en un pequeño reto para que me supere. Adapta los ejercicios a lo que necesito y he aprendido muchísimo. Lo recomiendo 100%. Con respecto al centro, el personal es muy agradable, disponen de nutricionista y fisioterapeuta y las instalaciones correctas y con mucho material.